Saltar al contenido

No todos somos iguales ante la ley

COLUMNA DE OPINIÓN SOBRE LA EXPULSIÓN DE LEO MESSI. Esta expulsión es la primera del argentino con la camiseta del Barcelona y la segunda en su carrera ya que la primera fue con su selección en el 2005 ante Hungría.

Dos partidos se ha perdido Lionel Messi tras la expulsión en la final de la Supercopa española contra el Athletic Club por una agresión a Villalibre.

No se sabía cuántos partidos se perdería el argentino por esta tarjeta roja, pero finalmente, el Comité de Competición decidió sancionar a Messi con dos partidos, basándose en el artículo 123 del Código Disciplinario: “Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos”.

Este se adecúa más a la acción de Lionel Messi. Sin embargo, se han basado en el 123 para sancionar en la menor cantidad posible a Leo. Pero si esa acción la hubiese cometido otro jugador, como por ejemplo Ronaldo, le hubiesen caído cuatro partidos mínimos porque se basarían en el otro.  

Esta situación solo deja ver que las sanciones no son iguales para todos y que siempre salen beneficiados los mismos equipos. 

Publicado enOpinión

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *