Saltar al contenido

Madrid 1 – 2 Alavés: El Real Madrid se despierta tarde

Un Real Madrid que abre los ojos tarde pierde 1-2 ante el Alavés en un encuentro donde los blancos han cometido muchos errores

El Real Madrid de Zidane venía con fuerza tras ganar al Inter de Milán en su último encuentro de la Champions. Sin embargo, hemos visto un equipo blanco muy diferente y dispersado del que vimos en San Siro. 

Sin fluidez ni precisión y dejando huecos, el Alavés ha visto su gran oportunidad. La primera le ha llegado al inicio de la primera parte, donde Nacho ha provocado un penalti con una mano involuntaria intentado proteger el área. Pero Lucas Pérez tiró con fuerza y, a pesar de que Courtois acertó la dirección, el balón entró.

Caras largas de los blancos al ver el marcador, 0-1, y que habían empezado a perder por culpa de un penalti. De hecho, el Real Madrid lleva una mala racha: cinco penaltis en los últimos tres partidos y ninguno parado, aunque el portero blanco sí acierta la dirección. Quién también tiene muy mala suerte últimamente es Hazard, que ha salido de la primera parte con molestias en el muslo derecho. Otra lesión con la que ya sumaría 5.

Madrid – Alavés: Hazard sale lesionado

Desde ese momento, el Alavés ha achuchado, dominado y esquivado al Madrid, aunque los merengues han estado luchando hasta el final. Sin embargo, el partido se les ha hecho cuesta arriba tras el gravísimo error de Courtois, que le ha regalado el segundo gol al Alavés. Varane le pasó el balón al portero, queriendo tocar entre líneas, pero se lo pusieron en bandeja a Joselu, que aprovechó y le dio más ventaja a su equipo. 

El Madrid estaba roto, no levantaba cabeza y las pocas veces que conseguía tirar a puerta, Pacheco hacía de las suyas y defendía a la perfección su portería. 

Hemos visto que Nacho y Mariano han luchado hasta el final por intentar meter ese gol, apoyando a todos sus compañeros y corriendo por ellos, al igual que Lucas Vázquez y Marcelo, que han defendido. Pero, ¿dónde estaban Asensio y Modric? A penas se les ha visto intervenir y ayudar a sus compañeros, algo que Varane y Casemiro sí han hecho, luchando y buscando el gol.

Pero la tensión entre los blancos seguía creciendo, viendo como el Alavés conseguía colarse entre sus huecos casi sin parpadear. Lucas Pérez ha aprovechado todas y cada una de las oportunidades para demostrar que el dominio del partido era para los suyos.

Zidane pensó que haciendo un triple cambio la cosa iba a mejorar, y así fue. En un córner, bien centrado por fin, Casemiro metió la cabeza y el balón se coló entre las redes, dejando 1-2 el marcador. Pero los blancos empezaron a abrir los ojos demasiado tarde, viendo como el partido se les había escapado, casi igual que La Liga. 

Publicado enCrónicas

2 comentarios

  1. Mati Mati

    Sigue así

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *